esas palabras sin sentido que saltan a las 3 de la mañana

Y mi vida apenas comenzaba… (3)

21 de marzo

Creo ya es primavera; la verdad ya ni sé. Son las 5AM y está comenzando a nevar ¿loco no? nevando en Madrid y en pleno inicio primaveral. Al parecer no soy la única sorprendida la enfermera y la doctora de guardia tampoco lo pueden creer.

Esta noche ha sido particularmente extraña hoy la luna el clima el cambio de estación o que se yo han hecho que todo el piso se vuelva loco hay nuevos enfermos al final del pasillo y no han dejado de gritar que les duele algo, Edu también se puso mal al parecer su conteo de glóbulos rojos sigue sin salir bien y si le sumas su depresión de llevo 3 meses aquí pues imagínate. Y tú, pues de nuevo te perdiste.

Llevabas un par de días mas o menos bien pero empezaste con dolores; llegó el vómito, la diarrea y me dijiste “ya no puedo más por favor ya no puedo” Al escucharte sentí que un cachito de mí moría y es que por mucho que la ciencia médica sea de lo mejor y la vibra, la ayuda divina o como quieras llamarle pues tiene que haber ganas y tu habías tenido fuerza y ganas de lucha… hasta hoy. Qué te puedo decir G me aterra pensar que ya no puedes pero qué puedo hacer al final, no sufro lo que estás sufriendo y no siento lo que estás sintiendo así que con todo el dolor de mi corazón sólo puedo decirte OK.

La habitación tiene su propia música y es que los copos de nieve golpetean en la ventana nuestro compañero de cuarto inhala y exhala, se queja, da vueltas y es que tienes un nuevo aparatito que hace mucho ruido mientras te pasa el suero (creo que está roto), la enfermera entra y sale con bolsas de sangre para hacerte transfusión,el señor de junto, el que tiene la misma enfermedad que tu pues creo que acaba de caer en coma igualito que tu. Que labor la de las enfermeras que temple que misión que don tienen no cabe duda que entre más vivo aquí más admiración les tengo y es que el doctor viene y va pero ellas, aquí están 24/7 para lo que se ofrezca.

Por fin amanece y me ilusiona saber que hoy regresan todos a trabajar y es que ayer mientras caías en coma tus riñones se colapsaron y unos médicos de guardia me comentaron que habría que dialisarte o algo así supongo que hoy que vea a tus médicos podrán explicarme más sobre esto.

Son las 9AM entra el séquito de doctores a revisarte y te encuentran lleno de sangre por más que te limpiaron no lograron encontrar la herida o lo que está ocasionando esa hemorragia. Veo al médico y lo veo particularmente asustado creo que el regresar de un gran puente largo pues tiene sus consecuencias todo el piso está colapsado y tú el segundo peor.

Me comenta que te llevara a hacer un par de estudios para detectar la hemorragia no te voy a mentir pero le reclame que durante 3 días más el fin de semana no tuviste muchos cuidado y que ahora estabas así y que llevabas 2 días quejándote y que y que. El doctor nervioso empezó a gritarme no se si le caló que le estuviera diciendo que por falta de cuidados te habías puesto así el caso es que empezó a decirme que no había entendido lo que te pasaba le dije por supuesto que entiendo tiene cirrosis su hígado no sirve y es la 3ra encefalopatía. Lleva 3 días quejándose de un dolor y aquí sólo le han dado nolotil y no entiendo más. Se quedó callado y dijo que te iban a hacer unos estudios.

Acaba de llegar Isabel y me ha ofrecido su casa para bañarme, comer y pues le voy a tomar la palabra necesito al menos recostarme una hora porque siento que me caigo. Chema se queda contigo al fin sólo te hacen el estudio y te regresan a la habitación.

Por fin un baño como dios manda ropa limpia comida de mamá uff estas lentejas me saben a gloria a pesar de que hace un par de minutos Chema llamó para decirme lo que ya temía “estas sumamente grave, ya se te maneja con porcentaje de mortandad y determinado tiempo de vida, no regresas a la habitación entras a U.C.I. de nuevo” No te voy a mentir que cuando colgué con el quise gritar la verdad es que me contuve porque además de que estaba en casa ajena pues tenía que avisarle a tu familia y pues eso no podía romperme al menos no todavía.

Marco a casa de tu mamá y después de un hola sólo digo “Señora necesito que alguien venga y que lo haga ya” y sin dar explicaciones. Creo que ella ya lo presentía porque me dijo no te preocupes mi hermana sale hoy mismo. Me quedé platicando con ella un buen rato y entre un ir y venir de cosas me dijo que buscara a un sacerdote y que le pidiera que nos casara. No te puedo mentir pero la verdad es que me sacó de onda yo creo que eso no importaba en ese momento pero pues que le decía esto no ha sido fácil para nadie y menos para tu mamá que estaba a miles de kilómetros de distancia así que sin juzgarla dije OK.

Cuando regresé al hospital y gracias al don amiguero de Che pude verte en la U.C.I. aunque no era hora de visita. Cuando estabas por entrar una señora ya mayor salió de la nada y te aventó una medallita de la Virgen María y gritó “para que te pongas bueno” la medalla cayó justo en tu pecho.

Una U.C.I. de nuevo ahora con mil aparatos que no conocía, conectado de todo a todo. Una enfermera y muy linda nos explicó el momento en el que estabas y pues sus palabras no eran reconfortantes “muy pachucho, muy pachucho” me acerqué a ti y bese tu frente te dije que no tuvieras miedo que te estaban cuidando y que te amaba y que todo saldría bien esta vez, fue lo único que pude decirte. Te di los respectivos saludos y besos de tu ma y me salí.

Cuando llegué a casa de los chicos hablé con Bibis y pues finalmente me rompí.

No puedo más, es demasiado no puedo con esto, me siento sola, es mucho, ya no me quedan fuerzas, no puedo Bibis ya no puedo más una y otra vez le repetía que ya no podía y estaba hecha un mar de lagrimas ni siquiera podía hablar y no sabía decir otra cosa más que eso. Ella también comenzó a llorar y me decía que lo que más deseaba en este mundo era abrazarme y estar conmigo. No puedo Bibis no puedo más por favor ayúdame no se qué hacer no tengo fuerza ya no puedo es demasiado no puedo, no puedo, no puedo. Me calló y me dijo respira, voltea a verme, escucha bien lo que te voy a decir. Ya hiciste lo que pudiste ya es suficiente ya por favor ya basta, déjale esa chamba a él a los médicos y a Dios y que pase lo mejor pero dilo Andrea dilo con convicción tú ya hiciste todo y ya. Que pase lo mejor para él; si se recupera es lo mejor para él y si se va es lo mejor para él pero dilo que te quede bien claro sólo así podrás estar bien mi niña.

Esa noche sus palabras me dejaron tranquila y al fin pude dormir. Cuando desperté me sentí ligera como si me hubieran quitado un gran peso de encima me fui a casa a bañarme y ponerme cuqui para ir a verte y mientras estaba en la ducha sonó el teléfono salí hecha bala a la sala y aunque la mano me tembló respondí con un “bueno” muy seguro; hola, hablo del hospital es usted la novia de Leopoldo? sí ella habla, hola habla —- no es nada grave no se asuste, le hablaba para platicar con usted, ¿puede venir al hospital por favor? no es urgente si viene a la hora de visita está bien que pase a verme.

¿No es urgente, no es grave entonces porqué quiere verme? Esas preguntas rondaban en mi cabeza y comencé a vestirme/secarme. Salí como lumbre a la calle y estuve a punto de tomar el bus pero decidí el taxi no me preguntes por qué pero así fue. Ya de camino le marqué a los chicos y pues los dejé igual de sacados de onda al final no sabía la razón por la que me habían hablado. Llegué corriendo a la cita y la voz de aquella misteriosa llamada estaba esperándome en la puerta “22 minutos muy bien” mi cara seguía extraña y ella seguía diciéndome muy bien. Te llamé porque Leopoldo tu … mi novio le dije, tu novio pues ha sido seleccionado para entrar a la lista de espera (seleccionado?, cómo?) si hoy los doctores se reunieron y pues dada la gravedad con la que se encuentra pues ya entró a la lista de espera y te pedí que vinieras porque hay que realizar ciertos protocolos. El es —- (no recuerdo el nombre) es el cirujano en jefe y te va a explicar todo lo que es un trasplante.

Tienes todos los órganos colapsados. Estás conectado de pies a cabeza ayer miércoles se te pronosticaron 72 horas de vida por lo que el trasplante es de carácter urgente.

Me puso a firmar unos papeles en los que autorizaba la operación y otro que decía que estaba consciente de que si te ponías más pachucho pues te quitarían de la lista en fin aquello era un firmar y firmar una vez terminado el doctor me sonrío y me dijo bueno a esperar a que llegue un donante se levantó y se fue. La chica que me llamó por teléfono se acercó y entonces empezó la otra parte de la charla; la emocional. Me sacó un manual dónde me explicaban los cuidados del trasplante me preguntó que cual era nuestra situación y le dije que pues nosotros teníamos que regresar a nuestro país y me dijo no chiquita tu vida desde este momento cambió para siempre, olvídate de todo lo que conocías olvídate de todo ahora es una nueva vida y hay mucho por hacer. Ojeo el manual mientras ella me cuenta los cuidados, la limpieza, el tubo que tendrás conectado de 3 a 6 meses o más, la entrada a la U.C.I de recuperación después del trasplante, el no tener mascotas, la mascarilla que hay que ponerse si nos enfermamos, la perdida de peso, las medicinas, los cuidados para tener niños, el año crucial, el segundo año todavía más crucial que al anterior y como hasta los 5 años se puede cantar victoria, etc, etc, etc… Demasiada información decía, no te apures poco a poco y aquí estamos para ayudarte. Mientras chiquita sólo te puedo pedir que no estés sola estos momentos son vitales y no puedes estar sola ni un sólo instante al final la mente es traicionera y no podemos darnos el lujo de que te traicione. Todo se va a arreglar ya verás me abrazó y me dijo anda ve a verlo.

Bajé las escaleras extrañada no sabía como identificar esas dos horas de speech entre el doctor, la lista, ella y es que todo indicaba que te iban a trasplantar pero pues no era así porque al final aquella entrevista había sido sólo para enterarme de que ya estabas en lista de espera y que tenías una prioridad 0 y eso era por tu gravedad pero que si en los siguientes minutos empeorabas pues te quitarían.

Entre a verte y corrí a abrazarte te conté lo que traía puesto y te decía que te veías bien guapo, traté de explicarte cada aparato que tenías y lo que hacía y te suplicaba que los dejaras funcionar. Te llegaba un poco de sol en la cara y se escuchaban esos pequeños cánticos de primavera supongo eran pericos la verdad no lo se pero se escuchaban revolotear en la ventana.

El aparato de la diálisis es el doble de alto que yo bueno no soy buena referencia pero pues que quieres me impactó y es que no conocía la mitad de los aparatos que tenías. Una enfermera muy mona acaba de decirme que había estado toda la noche cuidándote y que habías estado tranquilo.

Tengo miedo de agarrarte porque estás lleno de tubos y no vaya yo a desconectar algo así que mejor sólo toco tu cabeza me inclino y ya cerquitita de ti sólo puedo decir “venga G tu puedes con esto, eres fuerte, eres un guerrero, eres un gran cabrón, todavía hay 90 minutos en este partido y te toca meter el gol aquí está tu papá, tu mamá, tu hermana, S, D, tu cuñado, tus primos, tus amigos, tus chiquiriquis, tus compis de la escuela, tus vecinos, tu mejor amigo aquí están todos en la tribuna, aplaudiendo, gritando, vitoreando tu nombre, venga G te toca meter el gol no hay de otra”.

Eres el amor de mi vida y se que yo soy “THE ONE” lo se porque no sólo me lo has dicho lo demuestras día a día y se que vamos a formar una familia y que será LA FAMILIA y tendremos hijos y espero que uno de ellos sea niño para que puedas llevarlo a la cancha y hablar de fut y de beis y de todos los deportes y se irán al parque a patear el balón y podrán correr juntos y se que le vas a enseñar a nadar a andar a bici y le vas a decir que tenga cuidado cuando deba tenerlo se que eso va a pasar G.

Te juro que acabo de ver tu ojo llorar ¿neta me estás escuchando? venga G tu puedes si se puede tu puedes te amo con todo mi ser y …. (alguien me toca el hombro) Es Poli amor mira vino a verte, aquí está amor.

Estuvimos un par de minutos más y Poli me llevó a casa de los chicos. No sabes todo lo que me han ayudado sin ellos esto definitivamente hubiera sido muy diferente. Ya sabía que tu Teté venía en camino y para ser honesta me sentía sumamente tranquila creo que el verte llorar (alucine o no) pues me dio esperanza y pues seguías aquí y eso significaba una cosa: LUCHA. Tenías ganas de luchar.

Veníamos bajando las escaleras del metro cuando sonó el móvil, Chema volteo a verme y me dijo es del hospital. Con voz quebrada escuché decirle si, si aquí está conmigo, se la paso. Agarré el teléfono y sólo escuché “parece que hay un donante; en cuanto puedas ven al hospital”. Hay un donante Che, hay un donante. Corrimos al primer tren abierto y resulta que ni siquiera era el nuestro ja tuvimos que bajarnos en la siguiente estación y regresar pero pues estábamos presos del momento no cabíamos de emoción no sabíamos que decir. Por fin tomamos el tren que debía nos sentamos y no nos volteamos a ver en todo el trayecto justo en ese momento entró un chico de esos que se suben a cantar y se escuchó está canción:

Sé que hay en tus ojos con solo mirar
que estas cansado de andar y de andar
y caminar girando siempre en un lugar

Sé que las ventanas se pueden abrir
cambiar el aire depende de ti
te ayudara vale la pena una vez más

Saber que se puede querer que se pueda
quitarse los miedos sacarlos afuera
pintarse la cara color esperanza
tentar al futuro con el corazón

Es mejor perderse que nunca embarcar
mejor tentarse a dejar de intentar
aunque ya ves que no es tan fácil empezar

Sé que lo imposible se puede lograr
que la tristeza algún día se irá
y así será la vida cambia y cambiará

Sentirás que el alma vuela
por cantar una vez más

Vale más poder brillar
que solo buscar ver el sol

No podía ser una coincidencia ¿o sí?

Las horas pasaron y aún no teníamos ninguna certeza del trasplante nadie me decía nada de hecho ni médicos había sólo las enfermeras y según yo y mi nulo conocimiento médico estabas ya preparado para la operación. Chema estuvo conmigo en todo momento y no cansaba de decirte fuerza, fuerza, fuerza las repetía una y otra vez.

Salimos de la U.C.I. y ahora a esperar. Tanto Che como yo creímos justo y sano avisarle a todos tus amigos lo que estaba por ocurrir así que agarré tu último mail y después de presentarme (puesto que casi nadie me conocía) les di santo y seña de lo que había ocurrido y de lo que pasaría y pues que sentía la necesidad de pedirles su ayuda para que desde donde estuvieran te mandaran mucha fuerza y vaya que funcionó acto seguido recibí miles de llamadas, correos, sms, etc de todos tus conocidos apoyando y pues no sólo a ti, a mi de paso.

Corrían las horas y un doctor que pasaba por ahí al verme me dijo que justo te acababa de preparar para la operación. En punto de las 11 de la noche salió una enfermera para avisarme que tenía que irme a otra planta que me esperaban los doctores, corrí hasta la 5ta izquierda y ahí esperé para verte por última vez antes de la operación.

Llegaste escoltado por cantidad de enfermeros, y del quirófano salió todo un séquito de doctores no te exagero si te digo que conté como 10 entre médicos y enfermeras. ahí a las puertas del quirófano me dijo Cony aquí es nena, despídete.

Me acerqué a la camilla y traté de abrazarte fue muy curioso como al ver que no alcanzaba uno de los celadores bajó las barandillas, medio me subí a la camilla y comencé a decirte: Llegó la hora G, a sacar todo a luchar a dejarte trabajar, estás rodeado de los mejores doctores del mundo, las mejores enfermeras están aquí contigo, tienes al mejor cirujano así que déjate trabajar, ellos saben lo que hacen y te van a cuidar aquí estoy rodeada de ellos G y están aquí y son los mejores. (mientras te decía eso una de las enfermeras sollozó y rápidamente la sacaron, supongo que en esos momentos ellos no pueden tener ni un gramo de emoción para no perder el foco) Te amo G y aquí estoy y aquí seguiré y no me he movido de tu lado y no lo haré jamás aquí te espero no me pienso mover de aquí, te amo G. Alcancé a darte un beso en la frente y empezaron a moverte. Che te gritó fuerza G fuerza, fuerza, fuerza.

Las siguientes horas las tengo un poco borrosas no recuerdo con exactitud el hilo de cada conversación pero estuvimos platicando por skype con tu hermana, Ge y los niños. Después platicamos con Bibis y Chema ya era hasta como de la familia mi tía tuteándolo y demás. Para variar no pude dormir y es que la sala donde nos pusieron a esperar era sacada de la peli de el resplandor juraba que en cualquier momento iba a salir Jack Nicholson a decirme; here is Johnny ja.

8 horas después me llamó una enfermera para decirme que me iba a ver un doctor. Corríamos a la entrada del quirófano y un par de minutos después salió tu cirujano (el guapo) “la operación ha sido exitosa” “hubo un par de complicaciones pero él ayudó mucho” me hubiera gustado explicarte o bueno explicarles lo que un trasplante significa pero bueno no hubo tiempo pero esto es una carrera de obstáculos y hoy la operación ha sido exitosa son los primeros 100 metros pero vendrán muchos obstáculos que brincar pero hoy, hoy hay que celebrar porque ha sido un gran día”

Chema y yo no hacíamos otra cosa más que abrazarnos y sonreír y sonreír y sonreír hoy es un buen día para sonreír.

Verte salir del quirófano está en mi top 10 de momentos favoritos y aunque estabas completamente sedado pues no importaba nada estabas vivo.

Hoy, sólo puedo dar las gracias; gracias a la ciencia médica, gracias al personal sanitario, gracias a ese gran organismo de coordinación de trasplantes, gracias a esa familia que decidió regalar vida aún cuando perdió una, gracias a todos los amigos que te pensaron a nuestras familias que sufrieron, lloraron, rezaron, gracias a esa otra cosa más poderosa que tu y que yo pero sobretodo GRACIAS A ti por tus ganas de seguir aquí porque si tu no hubieras querido aunque todo lo demás existiera no estarías vivo. Dos días antes no te diste por vencido sólo tomaste aire, fuerza pues para seguir luchando, lo lograste G, lo hiciste, demostraste de qué estás hecho y luchaste hasta el final y como dicen por ahí:

The moment you are ready to quit is usually the moment right before the miracle happens.

Y mi vida apenas comenzaba… (2)

Y mi vida apenas comenzaba… (1)

firma alanis ok

Facebook Comments

7 Comments

  1. Mar 22, 2013    

    Bolu! No me hagas asustar! Ayer que leí tu blog casi me infarto! Todo bien, no??

    Besitos se te extraña en tu tierra!

    Pat

    Enviado desde mi iPhone

    El 21/03/2013, a las 07:38, andrealanis escribió:

    > >

    • Mar 22, 2013    

      Besos te extraño! todo en orden; por festejar el primer aniversario de la historia MUACK!

  2. Mar 27, 2013    

    quiero la continuación … ya … no manches eres 1 y mil veces una chingona 🙂 ya quieo ir a madrid y abrazarte !!! soy tu fan

  3. Mar 27, 2013    

    Graaaacias! esta es la 3ra y última parte pero puedes leer la 1ra y la 2nda aquí mismo:
    Relato 2 http://andrealanis.wordpress.com/2013/03/08/y-mi-vida-apenas-comenzaba-2-3/
    Relato 1 http://andrealanis.wordpress.com/2012/11/07/y-mi-vida-apenas-comenzaba-1/
    besos y muero por verte MUACK!

  4. Jul 5, 2013    

    <3

  5. Paula's Gravatar Paula
    Jan 2, 2014    

    Andrea, me encanta leerte siempre. Una lección de vida. Besos

    • alanisita's Gravatar alanisita
      Jan 3, 2014    

      Gracias guapa =) MUUUUAAACK!

  1. Y mi vida apenas comenzaba… (2) | andrealanis on Jul 15, 2013 at 12:52 pm

No te pierdas, me encanta saber de ti

Sigue el Blog por Email

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Por mes