esas palabras sin sentido que saltan a las 3 de la mañana

A veces el camino es volver a empezar

estres

Hay días en los que nada te parece. Ese día en el decides bajarte con el pié izquierdo de la cama odiando al despertador y por más que tu mañana pudiera ser la más productiva pierdes el tiempo quejándote por todo. Que si hace frío, que si necesitas el café para despertar, que si todo es muy caro, que si el tráfico es un desastre, que si a tu vecino se le ocurrió escuchar música y no te dejó dormir, que si la chica del escritorio de junto ahora trae escote y ayer minifalda, que si al imbécil de tu jefe se le ocurrió darte los buenos días, que si, que si. La lista podría seguir el estrés se acumula y no hemos llegado siquiera al mediodía.

Hasta donde se, hoy respiras, mueves todas tus extremidades, tus sentidos están intactos y según el último check up gozas de buena salud. Entonces, de qué te quejas, ¿realmente eso que ha atormentado tu mañana es motivo de queja?

Hace poco platicaba con el espo sobre esa sensación en la que nada te acomoda, en la que nada te parece, en la que nada es suficiente y de como hay dos maneras de hacerle frente. Te quejas o enfrentas la situación.

Mi gran ejemplo de vida siempre será él. Basta con mirar atrás y ver todo lo que ha logrado para que sea mi constante jalón de orejas. Y como él, hay miles de personas que luchan día a día por una enfermedad. Ellos realmente tienen un motivo para quejarse y no andan penando.

El enfrentarse todos los días a una enfermedad no debe ser fácil. Muchos se conectan a una máquina 4 horas diarias para poder vivir, otros reciben tratamientos tan fuertes que hasta superman se debilitaría, otros tantos se enfrentan al miedo, al qué dirán, al soy diferente, a ese maldito cambio de vida que llegó sin avisar, a ese dolor que a ratos los hace gritar y a ratos ya se les hace normal. Se enfrentan a su familia, a su entorno y sobretodo luchan contra ellos mismos.

He tenido la gran dicha de conocer personas a las que secretamente llamo superhéroes. Personas que a pesar de tener que hacerle frente a esas cosas del diablo a las que llamamos enfermedades siguen aquí, de pié y dispuestas a todo. Personas que me han enseñado el verdadero significado de mañana será otro día. No importa lo mal que quizá puedas estar pasándolo hoy, mañana sale de nuevo el sol. Mañana será el momento de volver a empezar. Personas que no se vencen aunque tienen los motivos suficientes para hacerlo. Personas que su propio miedo lo convierten en un nuevo reto que vencer.

Verdaderos superhéroes

El pasado fin de semana tuve la oportunidad de compartir un par de horas con gente que lucha contra enfermedades renales. Sonrisas aquí y allá, ganas, esperanza, y vida se veían por doquier. Aquí la gran lección tras ese maravilloso encuentro y cuando quieras quejarte por algo, respira hondo y recuerda que tienes la decisión de ser feliz aún y con todo eso que enfrentas porque mañana sale de nuevo el sol y mañana es un buen momento de volver a empezar.

beltran1

firma alanis ok

Facebook Comments

No te pierdas, me encanta saber de ti

Sigue el Blog por Email

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Por mes