esas palabras sin sentido que saltan a las 3 de la mañana

Un árbol a la sombra de otro

Andrea
Un poeta persa dijo: “los hijos son como un árbol del bosque, que no crece a la sombra de otro árbol”. Saramago habla de la libertad de Dios para que los hijos la ejerzan. 
A mi solo me queda decir, que eres libre y que aprendiste a serlo. No importa como. Tienes un hombre al que amas, y que te ama.
Un camino tuyo, de nadie más.
Tal vez pronto me muera, no sé, diez, veinte o un año. Eso no lo sabe nadie, ni Dios en caso de que exista lo sabría con certeza. Mientras tanto, vive, se tú, sin rencores ni dogmas.
Siempre fuiste una niña voluntariosa, como cuando te querías ir con los cirqueros y con un par de músicos norteños.
Lo bueno es que ahora ya volaste. Vive donde tienes que vivir y con quien tienes que vivir.
No eres un árbol a la sombra de otro. 
Eres un árbol donde mariposas gusanos, cigarras, y pájaros de alas con espuma hacen su nido, tienen su casa.
Tú los sostienes a todos.
No permitas que nadie lo haga por ti.
Es tu espacio, tu turno, la riqueza infinita de tu destino y tu vida.
BESOS
Isaias
andreafirma2014
Facebook Comments

No Comments Yet

No te pierdas, me encanta saber de ti

Sigue el Blog por Email

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Por mes